La Filosofía no es Entertainment

filo

La manipulación y engaño a la que la sociedad es sometida convierte en innegociable la necesidad de adquirir herramientas de pensamiento filosófico. Sin embargo, ¿qué es la Filosofía?

Actualmente, lo que la gran mayoría entiende por Filosofía, se llama Coaching. El Coaching consiste en un proceso estimulado por un coach, que indica el camino y conduce a la respuesta o a una posible solución aunque es el “cocheado” quien debe llegar a ella por si mismo, ayudándose de la reflexión, el pensamiento, el estudio, la observación, la meditación y la potenciación de su talento y capacidad. Es decir, pensamos que todo pensamiento filosófico es aquel que conduce a una respuesta útil y adecuada para nuestra vida diaria.

Confundir Filosofía con coaching es un error de dimensiones estratosféricas, pero aun mayor es el dislate si utilizamos la Filosofía como colección de pensamientos ad hoc que sirven para “iluminar” nuestro día, como si fuera un libro de autoayuda. En ese sentido, la Filosofía pasaría a ser un entretenimiento, algo muy propio de estos tiempos de espectáculo. Aunque por definición la Filosofía es el amor por el conocimiento, a día de hoy, la necesidad de respuestas fast food que genera el exceso de información, nos ubica en un paisaje donde sentimos que si no podemos resumir un pensamiento filosófico complejo en una quote o en un tuit, el pensamiento no sirve para nada. A esta AntiFilosofía paso a denominarla “Filosofía Entertainment”. La Filosofía Entertainment es una máquina de fabricar respuestas que debe “comunicar”, ser “sencilla” y “útil”.
Visto así, la diferencia entre este concepto de “Filosofía Entertainment” y un horóscopo no sería demasiado grande.

La Filosofía, que hasta este momento ha sido una reflexión metódica de articulación del conocimiento humano, es un acto intrínseco a la condición humana, una actitud natural del hombre hacia si mismo y el universo que le rodea. En ese sentido, la Filosofía es el análisis racional y metodológico sobre diversas preguntas relativas al Ser, el Conocimiento y la Etica. Como disciplina, la Filosofía es una pseudo ciencia, en el sentido de que aplica metodología pero no puede reproducir en un laboratorio verdades innegables. La metodología que diferencia el pensamiento filosófico de la mera opinión, es el trabajo de fundamentación y argumentación. Filosofar es pues un acto complejo al que no siempre se le pueden pedir respuestas fáciles y deglutibles.

Al comenzar este texto he argüido que la sociedad actual se encuentra sujeta a manipulación y engaño continuo. Quizás debamos reflexionar si esto sucede precisamente por nuestro afán “fast food” de respuestas que no necesiten un gran esfuerzo. El propio “sistema”, a través de sus mensajes, nos da respuestas con ecuaciones muy simples: la crisis es por gastar por encima de nuestras posibilidades, el terror yihadista se debe a que hay gente muy loca y fanática, el Estado es una burocracia que paraliza la economía, el empresario da empleo y la vida te irá mejor si te esfuerzas. Simplificándolo al máximo las ecuaciones serían:
Despilfarro, mal.
Musulmanes, terror.
Estado, mal.
Empresario, trabajo.
Pobres, vagos.
Como estas respuestas no nos satisfacen, acudimos a otros “generadores de respuestas”, esto es, las redes sociales, el coaching y la Filosofía Entertainment. Ya sea un quote de un filósofo completamente aislado de su argumentación y línea, como un tuit de una tuitstar o un consejo de un coach, en realidad, todos ellos generan la misma respuesta, que no es una respuesta racional sino emocional, la de sentirnos mejor. Conocimiento y raciocinio, pilares de la Filosofía, pasan a un segundo plano y nos situamos en un terreno movedizo, el de las ilusiones y la emoción, un terreno donde la manipulación es asumible y donde El Poder es campeón.

La Filosofía no lúdica, no es una generadora de respuestas tanto como una generadora de preguntas correctas.

Las respuestas a dichas preguntas pertenecen al territorio del pensamiento humano complejo, es decir, no son respuestas consumibles y de fácil digestión, como las de la Filosofía Entertainment, sino que precisan un esfuerzo intelectual para quizás no quedar satisfechos de respuestas sino llenos de preguntas nuevas. Es decir, el aprendizaje de la Filosofía hace imprescindible un esfuerzo educativo y pedagógico, al igual que así lo requieren otras áreas de pensamiento complejo como la Física. La labor de pasar de la “opinología” al debate fundamentado y argumentado, incluso “filosofado”, parece casi imposible en una sociedad que funciona a golpe de titulares y las impresiones emocionales que las noticias y la información van dejando en nuestro ánimo. Siendo concretos, una sociedad que “opina y discute” es mucho más manipulable que una sociedad que “piensa y debate”, pero ¿estamos dispuestos a hacer ese esfuerzo intelectual previo?

Precisamente en este momento se ha planteado que la Filosofía salga de escuelas y Universidades.
Las conclusiones que ustedes pueden sacar de todo esto se las acabo de poner en bandeja.

¿Te ha gustado? Compártelo
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • RSS

3 comments

  1. Oskar dice:

    Tu post me ha recordado a todos esos libros de autoayuda del tipo “El Arte de la Guerra para ….” o “El Tao para ….”, etc.

    Una de las mayores diferencias entre Oriente y Occidente es que mientras que en Occidente tenemos religiones que nos dan las respuestas a nuestras preguntas, en oriente las religiones como las occidentales no son mayoritarias y en cambio si existen o siguen ciertas filosofías, por lo que la búsqueda de la “verdad” hasta cierto punto es mayor.

    El problema es que oriente se esta occidentalizando, se esta mercantilizando como producto. Y nosotros consumimos un producto refactorizado con una pequeña capa de cultura oriental.

    La filosofía no solo cultiva el pensamiento, la capacidad de pensar y razonar, también la templanza, la paciencia para buscar y encontrar la respuesta, o no encontrarla y por ello no tener que desesperarnos, y es que algunas preguntas no tienen respuesta, pero su función no es tanto dar una respuesta como mantener la duda de forma continua.

    El consumismo en general, incluso de la pseudofilosofía, el consumo rápido nos lleva a agobiarnos si no conseguimos las respuestas de forma automática, se pierde la capacidad del esfuerzo del sacrificio.

    Y aunque la filosofía en BUP/COU tampoco es que nos cámbiese, si que era un punto de entrada increíble.

    Pero el modelo social actual no quiere filósofos, quiere autómatas que trabajen y consuman.

    • Twistedpalo dice:

      Creo que ningún sistema educativo ha logrado en España que entendamos lo que es la Filosofía, sino que nos han enseñado su Historia.

      • Jose Manuel dice:

        Tú todo lo sabes, todo lo comprendes, pero no tienes ni idea ni de lo que escribes. Rebotada las 12 horas del día. Haterizada las otras 12. Vete a un psicólogo bueno, te hace mucha falta.

Responder a Oskar Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *